Projecto Bicicleta ROCINANTE

image0011

«Fue luego a ver su rocín, y, aunque tenía más cuartos que un real y más tachas que el caballo de Gonela, que tantum pellis et ossa fuit, le pareció que ni el Bucéfalo de Alejandro ni Babieca el del Cid con él se igualaban […] y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante: nombre, a su parecer, alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo.»

Miguel de Cervantes – Don Quijote de la mancha


A propósito de bicicletas … y de Rocinante (Fernando Buen Abad Domínguez)

Rocinante es la paloma ecuestre de un loco que ama los brillos de su armadura. Rocinante es una paloma ecuestre que se disfraza de bicicleta para despertar al niño que llevamos acurrucado en la memoria. Rocinante paloma y bicicleta ecuestre, instrumento de viento que toca Piazzolla con las manos entre fuelles de pasión y locura fresca. ¿Qué más podemos pedir? Anda por las plazas entre la algarabía que es canción secreta para salvar las esperanzas, las verdades más profundas y las ganas de vivir felices. Anda este rocinante, paloma y bicicleta de un lado a otro, vuelta y vuelta sobre el carrusel de la existencia haciendo aire invisible, cada vez que pasa, para que los locos inflen globos transparentes y destellos renovados. Anda a la vuelta y vuelta, este rocinante bicicleta y paloma sin repetir un giro, anda como hipnotizado con la fascinación de la luz, la voz y los colores que tanto loco cabalgante tira al aire mientras llena la atmósfera de esperanza. ¿Qué le vamos a hacer? Esta es su misión verdadera, su tarea suprema, su ser y su esencia. Caballo con pedales y alas, caballo con ruedas y sin rodeos, caballo de acero y pies de hule, empeñado en llevarnos de aquí para allá por los caminos de su locura resucitadora. Loco de atar sin ataduras. Caballo de manubrios caprichosos y corazón de lentejuelas. Rocinante paloma ecuestre y bicicleta, santiamén del aire, llévanos a pasear por tus galaxias una de estas noches, mañanas o tardes, en que el sol y la luna se besan, frente a todos, como si fueran novios.

(texto de la Exposición “Arte en Bici”-Facultad de Filosofía)

Via http://blogs.que.es/756/posts